Los Think Tanks Chilenos y el Futuro de la Libertad

0

EnglishLos empresarios chilenos han demostrado talento. Cuando se desataron¬≠¬≠¬≠¬≠¬≠¬≠ del modelo de sustituci√≥n de importaciones y del socialismo de los a√Īos 1960 y principios de 1970, ayudaron a crear riqueza a un ritmo impresionante. ¬†Cristi√°n Larroulet, secretario general de la Presidencia y ex l√≠der del think tank Libertad y Desarrollo, resume los logros: ‚ÄúMientras entre 1944 y 1960, por ejemplo, el ingreso per c√°pita creci√≥ a un promedio anual del 1,8%, entre 1984 y 1997 lo hizo a uno del 5,4%. En 1980, ten√≠amos el s√©ptimo mayor ingreso per c√°pita de Latinoam√©rica. . .Hoy, seg√ļn las proyecciones m√°s recientes, tenemos el m√°s alto de la regi√≥n.‚Ä̬† La tasa de pobreza se ha reducido del 38,6% en 1990 al 14,4% en 2011.

A pesar de todos los resultados positivos, el actual gobierno de Chile ha ido perdiendo popularidad desde principios de 2011, en ‚Äč‚Äčparte debido a las marchas estudiantiles y su perturbaci√≥n del orden, las protestas ambientales y un colapso empresarial al estilo ‚ÄúEnron‚ÄĚ. ¬†¬†El modelo de libre mercado chileno, que recibe elogios desde el extranjero, est√° asediado en su casa. Libros como “El otro modelo”, que promueven un gobierno m√°s activista y redistributivo, parecen enmarcar muchos de los debates.

Una se√Īal positiva es la reacci√≥n a los desaf√≠os de la libertad por parte de miembros de la sociedad chilena. Se est√°n creando nuevos institutos y los centros actuales se est√°n reposicionando. Un grupo selecto de empresarios, similares a los que ayudaron a crear los mejores centros de pensamiento en Am√©rica Latina, est√°n fundando y financiando estos nuevos esfuerzos.

Subscribe to our daily newsletter

Harald Beyer, el talentoso economista cuyo servicio reciente como ministro de la educaci√≥n termin√≥ mal, vuelve al Centro de Estudios P√ļblicos (CEP). ¬†CEP tiene un presidente del consejo poderoso y comprometido, Eliodoro Matte. El centro tratar√° de cultivar una nueva generaci√≥n de investigadores de talento. Arturo Fontaine, que durante m√°s de tres d√©cadas de servicio llev√≥ CEP a la fama, ya no est√° vinculado a la organizaci√≥n y seguir√° haciendo esfuerzos para llegar a nuevas audiencias. Fontaine tiene el apoyo de una excelente red de aliados internacionales y debido a sus novelas exitosas, un grupo de seguidores at√≠picos para el mundo liberal.

Libertad y Desarrollo, que nutri√≥ a la actual administraci√≥n de Sebasti√°n Pi√Īera con m√°s de 20 miembros, tuvo √©xito en la reconstrucci√≥n de su equipo. Mantuvo su independencia y logr√≥ continuidad. Su actual l√≠der, Luis Larra√≠n Arroyo, con experiencia en el gobierno, empresas y think-tanks, probablemente tratar√° de sacar ventaja de su estabilidad institucional.

El Instituto Libertad tambi√©n es af√≠n a las ideas de libre mercado. Est√° alineado con Renovaci√≥n Nacional, el mismo partido pol√≠tico del presidente actual, y cultiva una buena relaci√≥n con otros think tanks. Han organizado actividades conjuntas con la Fundaci√≥n Jaime Guzm√°n (FJG) y con Libertad y Desarrollo. FJG se enfoca en atraer y preparar servidores p√ļblicos. M√°s de 400 j√≥venes l√≠deres que han pasado por sus programas han servido en algunos de los municipios m√°s distantes de Santiago. Estos tres grupos favorecen los valores tradicionales en cuestiones de familia, cultura y derecho a la vida. Aprecian la econom√≠a de mercado, pero est√°n abiertas a la intervenci√≥n moderada del gobierno, sobre todo a la destinada a mejorar las reglas del juego.

Fundaci√≥n para el Progreso, el m√°s din√°mico de los nuevos grupos, se est√° posicionando como una combinaci√≥n de un Cato/IEA, (Instituto de Asuntos Econ√≥micos) U.K., (70% de su trabajo), Atlas Economic Research Foundation (20%) y Hoover/Rand (10 %). El trabajo al estilo Cato/IEA se centra en la producci√≥n de investigaci√≥n de pol√≠ticas p√ļblicas escritas con un estilo suficientemente riguroso como para ser utilizado en las universidades, pero escrito en un lenguaje accesible al p√ļblico educado. ¬†La labor tipo Atlas incluir√° la creaci√≥n de redes, el descubrimiento de nuevo talento y el apoyo a los esfuerzos de otros grupos. ¬†El trabajo tipo Hoover Institution y Rand Corporation apoyar√° acad√©micos para que puedan dedicar m√°s de su tiempo a producir nuevas investigaciones y a desarrollar nuevos mecanismos para divulgar estos estudios a p√ļblicos m√°s numerosos. ¬†Nicol√°s Ib√°√Īez, uno de los empresarios m√°s exitosos de Am√©rica Latina, est√° ayudando a crear varias ONGs. La Fundaci√≥n para el Progreso es una de ellas.¬† El apoyo material de Ib√°√Īez es importante, as√≠ como los otros socios que est√° atrayendo, pero quiz√°s lo m√°s estrat√©gico, es que les est√° ayudando a estos grupos a construir estructuras de gesti√≥n s√≥lidas.

El mercado de think tanks tambi√©n incluye grupos que van m√°s all√° de la econom√≠a. Fundaci√≥n Paz Ciudadana trabaja para una sociedad civil unida y segura. Una nueva generaci√≥n de think tanks, integrada en su mayor√≠a por j√≥venes, est√°n haciendo hincapi√© en la libertad personal, la dignidad humana y la igualdad de oportunidades. Instituto Respublica est√° haciendo esfuerzos para fortalecer los ¬†fundamentos √©ticos y sociales de las instituciones. IdeaPais tiene objetivos similares, pero varios de sus miembros son esc√©pticos de puro laissez-faire y promover una “econom√≠a m√°s humana.” Este pensamiento est√° en consonancia con el planteamiento de Wilhelm R√∂pke y las ideas de los fil√≥sofos econ√≥micos actuales, como Amartya Sen. El Instituto de Estudios de la Sociedad llena otro nicho, aventur√°ndose en antropolog√≠a social y cultural.

Horizontal re√ļne a un equipo con diversos antecedentes y experiencia, enfoc√°ndose en la intersecci√≥n de temas como derechos humanos y desarrollo. Por √ļltimo, el grupo CientoOchenta trata de aumentar el atractivo de los principios de una sociedad libre dentro de la juventud universitaria. Promueve un mensaje de apertura y tolerancia.

En el campo de las ideas no se puede descuidar la educaci√≥n superior. Muchas universidades chilenas destacadas tienen profesores con un profundo conocimiento de la sociedad libre. La mayor√≠a, sin embargo, se concentran en los departamentos de econom√≠a. La Universidad Cat√≥lica, la Universidad Adolfo Ib√°√Īez, la Universidad de Los Andes, la Universidad del Desarrollo, la Universidad Finis Terrae, y otras, tienen profesores que simpatizan con la libre empresa y una sociedad libre. M√°s all√° de la econom√≠a, sin embargo, los otros departamentos y facultades tienden a estar dominados por profesores afines del intervencionismo y de socialismos de hoy y anta√Īo.

Un buen ejemplo es Fernando Atria, principal defensor de una reforma constitucional ‚Äúpor las buenas o malas‚ÄĚ que le dar√≠a m√°s poder al ejecutivo. Es co-autor de “El otro modelo” y profesor de la Universidad Adolfo Ib√°√Īez. Esta universidad, fue fundada por empresarios conservadores. Este esp√≠ritu abierto cultivado por conservadores amantes de la sociedad libre y el debate abierto, es rara vez es reciprocado.

Durante una reciente reuni√≥n en Chile, el Argentino Gerardo Bongiovanni, un talentoso l√≠der de think tanks y fundaciones pregunt√≥: “Hubo un momento en que Argentina, al igual que Chile hoy, parec√≠a tener todo para consolidarse como un gran pa√≠s. Pero el cambio hacia el populismo y la demagogia de Juan Domingo Per√≥n inici√≥ un per√≠odo de declive que dura hasta hoy. ¬ŅPuede suceder esto en Chile?”

Con una amplia ventaja en las encuestas, Michelle Bachelet est√° a punto de regresar a la presidencia. Muchos que la rodean son moderados. ¬†Los elementos socialistas en su coalici√≥n, sin embargo, est√°n m√°s fuertes que nunca. Camila Vallejo, quien dice que Fidel Castro es su modelo a seguir, es probable que obtenga un esca√Īo en el Congreso. ¬ŅImpedir√°n l√≠deres como ella ¬†que Bachelet gobierne desde el centro? Aunque la narrativa actual ha cambiado, todos los esfuerzos de los think tanks mencionados anteriormente dan esperanza de que Chile no va a seguir el camino de su vecino del este y de que no va a desperdiciar los logros de las √ļltimas d√©cadas. ¬†Ser√° responsabilidad de ellos trabajar para que la recomposici√≥n de la centro-derecha no se torne en un despedazamiento.

Artículo originalmente publicado en Forbes.

Subscribe to our daily newsletter
Sign up here to get the latest news, updates and special reports delivered directly to your inbox.
You can unsubscribe at any time